Vidas ejemplares

Plácido, en la pira

No habrá presunción de inocencia y su arte quedará opacado para siempre

Luis Ventoso
Actualizado:

Plácido Domingo, madrileño de 78 años, hijo de dos cantantes de zarzuela que emigraron a México cuando él tenía ocho, se ha pasado su vida trabajando como un animal, con una dedicación casi sobrehumana. De niño ya se subía a las tablas en la compañía de sus padres, al tiempo que cursaba dirección de orquesta y piano en el Conservatorio Nacional de Ciudad de México. La naturaleza le regaló una voz portentosa. Pero él se encargó de educarla, de convertirse en un políglota, de asimilar todos los secretos de la música y la escena, de ampliar su repertorio hasta convertirse en uno de los tenores y barítonos más polivalentes. Si no hubiese cantado una nota, también formaría parte de la

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso