Vidas ejemplares

Pizza para Sir Alex

Aquel día de 2004, Cesc le hizo justicia poética a Reyes

Luis Ventoso
Actualizado:

José Antonio Reyes Calderón fue un príncipe gitano que se entenderá bien en el más allá con George Best, Chet Baker o Arthur Rimbaud, artistas de gran talento natural dilapidado por unas extravagantes cabezas. El don de Reyes era una zurda de videojuego, que a los 16 años lo convirtió en el debutante más joven en el equipo senior del Sevilla. Antes de eso no hay mucho que contar. Familia pobre de Utrera, de padre electricista y con una casucha que cuando llovía exigía palanganas bajo las goteras. Escaqueos constantes de la escuela para jugar al fútbol por los solares. Letras muy mínimas -plantó los estudios a los catorce-, un rostro agradable y una sonrisa de esas que curan todas

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso