A pesar de la tempestad

Hay quienes siguen adelante con sus planes aunque arrecie el temporal. Conocen

POR AMANCIO FERNÁNDEZ
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hay quienes siguen adelante con sus planes aunque arrecie el temporal. Conocen su meta y ponen rumbo a ella sin titubear. Si acaso se adaptan al viento que sople en cada momento- fuerza, dirección...-y hasta las trasluchadas las bordan con perfección marinera. Otros, esperan a que amaine el temporal a resguardo en buen puerto o suspenden el viaje.

También hay quienes en estos tiempos de agitación y marejada bursátil aprovecharán para entrar en empresas más baratas -ay de algunos bancos- o moverán sus inversiones. Por eso advierten de tiempos venideros aún mas revueltos, de barcos varados en la playa, incluso grandes; de abordajes por corsarios y piratas, y de naves ya marcadas para ser compradas a precio de saldo.

La Caixa, según lo previsto

Entre los que siguen el rumbo previsto está La Caixa que saca Criteria a bolsa en el plazo marcado. Ajusta el precio de salida pero siguen adelante: los más de 4.000 millones servirán para compras financieras en el exterior, Ricardo Fornesa, Isidro Fainé y José María Nin quieren hacer un gran conglomerado financiero que juegue la Champions. Saben que al salir fuera rompen el rígido esquema que le marca ser caja y un Banco de España receloso y vigilante.

Repsol, Gas Natural, Abertis... Además, cumpliendo los plazos, sus joyas industriales pondrán ya en marcha sus planes dormidos. Gas Natural, ya repuesta del desgaste y el bajón tras la frustrada opa sobre Endesa, seguirá con su hoja de ruta que pasa por encontrar novia. Rafael Vilaseca sabe que no es bueno esperar mucho más en el actual y venidero terremoto energético europeo. Tiene claro quienes pueden ser sus elegidas. Aquí quedan pocas novias. Si acaso Unión Fenosa, una joya bien gestionada pero que depende de que su dueño, ACS, le asigne pretendiente. Y Florentino Pérez juega a dos bandas, con la sorda y dura pelea con Ignacio Galán en Iberdrola como asunto más perentorio. Uno espera que el Gobierno le permita el cambio de fichas mientras que el otro sigue apostando por el crecimiento y la expansión como su mejor arma defensiva. Así se recoge en el nuevo Plan Estratégico de Iberdrola ya perfilado. Y con los dineros de sacar a Bolsa Renovables, puede blindarse aún más o reducir deuda. Todo depende de cómo apriete el enemigo. Sin olvidar que en esta partida aspiran a jugar fuerte algunos gigantes energéticos europeos que siguen mirando a España como territorio de caza. También Repsol tiene claro que debe seguir su ruta. A pesar de los recientes sobresaltos, ya superados. Antonio Brufau sabe lo mucho que cuenta el día a día. Por eso se afana en engordar sus reservas y descubre en Brasil el segundo mayor yacimiento de petróleo en ese país. Y sigue su expansión en gas y firma un suculento contrato de suministro a México por 15.000 millones de dólares. Toca crecer y engordar porque en el sector vienen tiempos agitados. Y en Abertis Salvador Alemany está harto del culebrón Autostrade, aunque le guste, y sueña ya con otros destinos.

La marejada bancaria

Y la otra gran caja, ya tiene planes para invertir los 2.300 millones que saca de vender en Endesa. Novios y planes no le faltan. Que hasta Ignacio Galán invitó a Miguel Blesa a invertir en Iberdrola esos millones. Salir fuera en busca de bancos es otra alternativa. Para los de aquí, entre los más sólidos y solventes del mundo, pronostican compras y asaltos -ay de los bancos medianos, y alguno más grande- tras esta dura tempestad que ha destapado que Emilio Botín y Francisco González ven las cosas de distinto color. ¡Qué lejos aquellos tiempos de recia discreción y férrea unión bancaria!