La perversa Ava Gardner

Calvo ha ido al Vaticano porque el remedio de La Almudena puede ser peor que la enfermedad imaginaria del Valle de los Caídos

Rosa Belmonte
Actualizado:

Siempre Lorenzo Gomis: la política presente se hace con hechos pasados. «Pero aun así da que hablar, cumple el objetivo de la prensa». Reaparece Cospedal por vía de su marido y de Villarejo. La grabaciones de Villarejo son el camarote de los hermanos Marx. O esas 20 personas metiéndose en un 600 amarillo en el programa «¿Qué apostamos?». Y, siguiendo con los hechos pasados, ahí sigue Franco planeando sobre nuestras cabezas, como la madre de Woody Allen en «Historias de Nueva York». Carmen Calvo se ha tenido que ir al Vaticano porque el remedio de La Almudena puede ser peor que la enfermedad imaginaria del Valle de los Caídos. El ridículo para el Gobierno del PSOE si Franco fuera enterrado

Rosa BelmonteRosa BelmonteArticulista de OpiniónRosa Belmonte