El recuadro

Mi Pepe Oneto

Eras de La Isla y una isla de gracia en aquella España donde alboreaba ya este periodismo agrio y desabrido

Antonio Burgos
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Te conocí en la Redacción del diario «Madrid» de Antonio Fontán, donde andabas como de becario, simultaneando con no sé qué otro menester en la agencia France Press, ¿o era en Colpisa? Fíjate si hará tiempo de aquello, querido Flequi de Cai (como te llamábamos cariñosamente servidor y tu leal escudero Enrique Montiel, almirante de las letras cañaíllas), fíjate si hará tiempo de aquello, que igual que yo era el corresponsal en Sevilla del diario monárquico y antifranquista que luego volaron, el de Barcelona era Enric Sopena y aún se firmaba «Enrique», en español. Luego, en este ancho mundo del periodismo, nos vimos en mil redacciones en las que trabajaste, siempre con San Fernando y Cádiz al fondo, siempre con

Antonio BurgosAntonio BurgosArticulista de OpiniónAntonio Burgos