El recuadro

Peligrosa Barcelona

Estamos aceptando la peligrosísima Barcelona como una realidad catalana más

Antonio Burgos
Actualizado:

Lo han conseguido. Y en muy poco tiempo. ¿Ha sido por casualidad o adrede? Entre los separatistas y Ada Colau, han logrado que Barcelona haya pasado, desde los Juegos Olímpicos de 1992 a hoy, de ser la ciudad que le caía simpática a España entera a la capital del miedo. Hoy, que Cataluña celebra la Diada, no pensamos, como otros años, en los aplausos y abucheos en la ofrenda de los partidos ante el monumento a Casanova, que era lo clásico. Pensamos cuántos apuñalamientos habrá hoy en esa Barcelona a la que los consulados extranjeros alertan a sus súbditos que no vayan, por el alto riesgo. Con lo agradable que era aquella libre Barcelona de Serrat abierta al mundo, a

Antonio BurgosAntonio BurgosArticulista de OpiniónAntonio Burgos