El peligro es apaciguar: ¿cuándo nos daremos cuenta?

«Es vital que Sánchez comprenda que el apaciguamiento es inútil, que la meta volante de la independencia jamás desaparecerá»

Actualizado:

«El apaciguador entrega a sus amigos a un cocodrilo; espera que, alimentándolo lo suficiente, lo vaya a comer el último», reza la frase atribuida a Winston Churchill, quien durante los años treinta auguró que Hitler no se iba a dar por saciado nunca. La historia advierte de que apaciguar únicamente aumenta las ansias del apaciguado, el cual considera que nunca dejará de obtener ventajas mientras presione. Los británicos aprendieron la lección del apaciguamiento en 1939 cuando para ponerle freno tuvieron que ir a la guerra. En España hemos aprendido la lección hace poco (año 2017) y sin embargo ya la hemos olvidado. O más bien la ha olvidado el Gobierno, que es el que nunca debería hacerlo.

El nacionalismo dentro

Por Alfonso Goizueta AlfaroPor Alfonso Goizueta Alfaro