Patrañas

La penúltima patraña es la de unos escolares católicos burlándose en el Lincoln Memorial de un activista indio, cuando la realidad era exactamente al revés

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Decir lo contrario de lo que se piensa (o peor, de lo que se sabe) con intención de engañar, era en el Ripalda mentir. Y no hacen otra cosa los medios.

La penúltima patraña mediática, que hubiera avergonzado a Willi Münzenberg, es la de unos escolares católicos de Kentucky burlándose en el Lincoln Memorial de un activista indio después de una Marcha por la Vida en Washington, cuando la realidad era exactamente al revés.

-Si miras «Tiburón» marcha atrás, resulta que es una película en que un tiburón vomita gente hasta que abren una playa.

La justificación de la salvajada es que «algunos chicos llevaban gorras de Trump», y ya se sabe que la misión de los filántropos de los

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano