Una raya en el agua

Pasarse en la pólvora

Sánchez debería tener cuidado con sus deseos porque a veces la suerte o el destino gastan la broma de concederlos

Ignacio Camacho
Actualizado:

Pase lo que pase, ésta será ya la campaña de Vox. No sólo porque está llenando los auditorios y dejando gente en la calle mientras los demás tienen dificultades -hasta el presidente en su feudo andaluz de Dos Hermanas- para que no se noten demasiado los vacíos en los planos generales, sino porque el partido de Abascal, en un sentido o en otro, va a convertirse en el elemento determinante. Sus resultados serán la clave del desenlace. Y como su verdadera propaganda transcurre subterránea, en los grupos de whatssap, las encuestas lo tienen en buena medida fuera de su alcance. Sin recuerdo de voto anterior y sin datos fiables sobre la composición social de sus votantes no es posible medir

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho