NIETO
La Tercera

Paradojas fiscales

«Resulta paradójico que sean los medios de comunicación y los tribunales, a instancia de los sufridos contribuyentes, quienes contribuyan a “desfacer tanto entuerto fiscal” ante la pasividad de quienes debieran hacerlo aplicando las recomendaciones de los expertos en materias tan sensibles y costosas para los ciudadanos como son las fiscales»

Actualizado:

Visitaba hace unos días la exposición de las Edades del Hombre en Lerma y el guía que explicaba una de las obras recurrió a una conocida frase, atribuida a Benjamin Franklyn, cuando dijo: «En este mundo no hay nada cierto excepto la muerte y los impuestos». El ser humano se tiene que enfrentar a estas dos certezas. Pero una de ellas la tiene más cerca pues los impuestos pueden aparecer en el ser humano incluso antes de nacer, en el nasciturus, por sus derechos sucesorios, e incluso después de la muerte, como ocurre con la «plusvalía del muerto». Se atribuye al profesor Alfonso de Cossío, ilustre civilista, la aseveración de que, gracias a los impuestos, los Estados democráticos han logrado