Una raya en el agua

Palique

Mucho postureo, mucha teatralidad, poco acuerdo. La política posmoderna se trivializa en un rondo declarativo perpetuo

Ignacio Camacho
Actualizado:

En tiempos del estigmatizado bipartidismo, las negociaciones no eran transparentes ni se retransmitían en directo pero resultaban discretas y eficaces. Se producían filtraciones, por supuesto, y a menudo afloraba la tensión propia de estos casos; lo que no había era esta teatralización de los pactos. El procedimiento era sencillo: reuniones a puerta cerrada y mucho culo di ferro, esto es, voluntad mutua de no levantarse de la mesa hasta acabar el trabajo. El consenso nunca fue fácil, ni en los acuerdos de la Transición, ni en los del Majestic, ni en los de la legislación antiterrorista; se alcanzaba a base de paciencia, tira y afloja y transacciones en las que cedía cada parte. Y como todo el mundo tenía el

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho