Las palabras

Hoy las palabras no valen nada, la diferencia entre la verdad y la mentira parece irrelevante

Pedro García Cuartango
Actualizado:

Leyendo un libro de la periodista Martha Gellhorn, esposa de Hemingway, descubro un capítulo en el que describe sus visitas a un minúsculo apartamento de Moscú en los años 70 en el que malvive la viuda de un famoso intelectual disidente, eliminado por el régimen soviético. Gellhorn se cuida mucho de no revelar su identidad, seguramente para no perjudicarla cuando escribió el reportaje, pero no es difícil deducir que habla de Nadezda Mandelstam, la mujer del gran poeta fallecido en Vladivostok en 1938, cuando era deportado a Kolyma. La escritora describe un minúsculo piso de la capital rusa donde Nadezda se reunía cada tarde con media docena de amigos para compartir el vodka y la comida que llevaban sus invitados.

Pedro García CuartangoPedro García CuartangoArticulista de OpiniónPedro García Cuartango