Tribuna abierta

Pagos transparentes

«Las políticas de incentivo de medios de pago electrónicos están reduciendo la economía sumergida en los países nórdicos y aumentando la recaudación fiscal»

Actualizado:

Incrementar el uso de los pagos electrónicos en España es una tarea pendiente que este país debe afrontar si no queremos perder el tren de la economía digital. Pese a que las administraciones públicas son conscientes de los beneficios de la digitalización, los números siguen sin mostrar un avance real en España en el ámbito de los pagos electrónicos. No hay más que ver los datos del Banco Central Europeo: el 87 por ciento de las transacciones comerciales en España se realizan en efectivo. Sólo tres estados de la Unión Europea utilizan más el efectivo en sus pagos: Malta (92 por ciento), Grecia (88) y Chipre (88). Tampoco España consigue buenos resultados en aceptación de medios de pago alternativos al

Pascual FernándezPascual Fernández