La pactada

Casi todos hablan de reformar la Constitución. Me parece otra forma de engañarnos

José María Carrascal
Actualizado:

Fue la primera Constitución española pactada en vez del «trágala» habitual del partido gobernante. Fue también su mayor virtud y, posiblemente, la razón de su longevidad. Junto al deseo de los contendientes de uno y otro bando de no volver a los horrores de otra guerra incivil. Contribuyó una constelación internacional favorable a acabar la guerra fría, aparte de un factor poco aireado: el socialismo alemán, que había enviado a Marx a las bibliotecas en Bad Godesberg, tomó bajo su tutela al PSOE, que hizo lo mismo bajo Felipe González. El «consenso» de la ley a la ley se enseñoreó de la política española y la única revolución fue la cultural, bajo el castizo nombre de «la movida». Podía pasarse

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal