Las opiniones de Fidalgo

Actualizado:

He sentido indignación y tristeza al leer las declaraciones del líder sindical señor Fidalgo.

Dice que los empresarios somos «glotones y vagos». Y generaliza.

Es chusco lo primero. Y debiera ser una apreciación menos selectiva pues también vemos sindicalistas con unas curvas de felicidad muy generosas. Y eso no se consigue con ayunos y lechugas.

Lo de vagos es irritante. Además de gratuito. Se supone que este señor no es ni ha sido nunca empresario. Y, sobre todo, no ha sido empresario autónomo. Se supone que a final de mes cobra su sueldo puntualmente. Los fines de semana los dedicará al ocio y la familia. Sus vacaciones serán, al menos, largas y tranquilas...

No le quitarán el sueño los impagados, los vencimientos, las nóminas, los Bancos, Hacienda...

Señor Fidalgo, estos empresarios a los que se refiere no tienen tiempo de ser vagos. Tienen responsabilidades ante sus empresas y sus trabajadores.

Busque en otros colectivos, los hay. Los tiene muy cerca.

Bastante triste es ser, además, apaleados.

Francisco Pozo.

Montijo (Badajoz).