Ópera bufa en Cataluña con Montilla de equilibrista

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con Joan Laporta como protagonista, las consultas independentistas convocadas en 166 localidades catalanas vivieron ayer su día grande, una ópera bufa ante la que el presidente de la Generalitat, José Montilla, hace equilibrios sobre el alambre. Por su parte, ERC, socio preferente del PSC en el Gobierno catalán, va más allá y pide pasar de un referéndum de mentira a uno de verdad, lo que Joan Puigcercós llama «vinculante». Entiende que «ha llegado el momento de superar la legalidad vigente» porque «la legalidad constitucional nos encajona». Como les «encajona», reparten cajones de cristal con una ranura en su parte superior para que los catalanes decidan si quieren ser independientes. Para participar en la fiesta basta con presentar el recibo de la luz o un supuesto carné de identidad catalán -que es como el dinero del «Monopoly»-, para acreditarse. Luego, ponen la urna boca abajo, cuentan las papeletas y gana el «sí» por mayoría de la inmensa minoría de catalanes que no tenían mejor cosa que hacer que votar y «desencajonarse» metiendo papelitos en un cajón de cristal. Soberana tarde de domingo, y Montilla (arriba, junto a Carod Rovira) inaugurando en Santa Coloma de Gramanet el primer tramo de la Línea 9 del Metro, «la del horizonte del autogobierno». Todo muy poético. -España