El olor de la muerte

El olor de la muerte

Actualizado:

Eran las cinco de la tarde en la capital de Haití, Puerto Príncipe, cuando un terremoto se llevó de un plumazo las ya de por sí pocas esperanzas de futuro del pueblo haitiano. Un terremoto sacudía las convulsas calles de la capital sembrando la muerte y la destrucción en cada esquina de la ciudad. Hoy cinco días después de la tragedia todavía los cuerpos de las víctimas del seísmo reinan el día a día de una ciudad que intenta recuperar la normalidad respirando al mismo tiempo el olor de sus muertos.