Okupa y títere

El «rey» Sánchez reina, pero no gobierna. El consorte Iglesias ya lo hace por él

María Jesús Pérez
Actualizado:

A las monarquías parlamentarias donde la soberanía del pueblo se rige desde un parlamento y una constitución, se les atribuye la famosa frase «el rey reina, pero no gobierna». Dicha expresión -del latín «Rex regnat et non gubernat»-, fue pronunciada por primera vez allá por el último cuarto del siglo XVI en boca del canciller polaco Jan Zamoyski que, tras enfrentarse al rey Segismundo III en el Parlamento de la Mancomunidad de Polonia-Lituania, osó reprocharle su protagonismo político y le invitó a limitarse simplemente a asumir el papel de rey sin inmiscuirse en asuntos de Estado.

Salvando distancias con la realidad regia de este país -porque no es el caso-, y con los protagonistas de uno y otro siglo -hoy,

María Jesús PérezMaría Jesús PérezRedactora jefeMaría Jesús Pérez