Postales

Mi odiado cómplice

A Sánchez lo que más le interesa, o lo único, es seguir siendo presidente

José María Carrascal
Actualizado:

Conviene no confundir política con guerra. Es verdad que a lo largo de la historia han compartido la «aniquilación del enemigo», objetivo de la guerra según su gran teórico, Clausewitz, y hubo que esperar a la Edad Moderna para que Maquiavelo demostrase que la astucia puede ser más eficaz que la fuerza. Y a que, ya en los albores de la Contemporánea, Bismarck redefiniese la política como «el arte de lo posible» es decir, de la persuasión, transacción o consenso, con tan poco arraigo en España.

Vienen estas lucubraciones a propósito del duelo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, enemigos a muerte condenados a entenderse si quieren sobrevivir ambos. Iglesias quiso convertir Podemos en líder de la izquierda española a

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal