No sólo la tierra mata en Haití

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ninguna ayuda sobra en la devastada Haití, donde la ONU reconoce abiertamente que se enfrenta a su mayor catástrofe humana (200.000 muertos, 250.000 heridos y 3 millones de damnificados). Mientras el aeropuerto de Puerto Príncipe se convierte en un frustrante embudo para la ayuda, el corredor humanitario de la República Dominicana no acaba de abrirse y los 10.000 marines de EE.UU. terminan de llegar al país para «tomar el control», las violentas bandas de la barriada de Cité Soleil han comenzado a hacerse con el vacío dejado por el desaparecido Estado haitiano. Al dolor y desesperación de los supervivientes se une ahora la aparición de los primeros depredadores de la tragedia y a los lamentos de los heridos se superponen los disparos de los enfrentamientos en las calles. Los primeros cadáveres cuyo saldo no se adjudica a la violencia de la tierra han aparecido en Puerto Príncipe y no tardarán en seguirles otros. -internacional