Horizonte

La no paz de Santos

El acuerdo de La Habana sirvió para amparar a la narco guerrilla de las FARC

Ramón Pérez-Maura
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Decía Juan Manuel Santos el pasado 11 de agosto en un artículo titulado «Dejar la paz en paz», publicado en «El País», diario tan beneficiado por el falso proceso de paz, que «el tren de la paz no de detiene: ya pasó el punto de no retorno». Me pregunto si sigue diciendo lo mismo después de que Iván Márquez, el guerrillero que negoció con su Gobierno ese mal acuerdo de paz, rechazado por los colombianos, anunciara ayer su vuelta a las armas y a la extorsión.

Dicen ahora que los que aparecieron en el video emitido a las dos de la madrugada del 29 de agosto, hora de Colombia, son «las disidencias» de las FARC. Entonces ¿Santos negoció con las

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura