El contrapunto

Del «no es no» al «sí porque sí»

En su narcisismo, Sánchez se considera merecedor de gobernar con 123 míseros escaños y el apoyo incondicional de Podemos o Ciudadanos

Isabel San Sebastián
Actualizado:

Pedro Sánchez tiene un altísimo concepto de sí mismo. Tanto, que se considera merecedor de presidir el Gobierno de España con 123 míseros escaños y el respaldo incondicional (subrayo incondicional) de Podemos o Ciudadanos, cuando él mismo negó ese derecho a un Mariano Rajoy que había alcanzado la misma cifra de asientos en diciembre de 2015 y le ofrecía un pacto de Estado destinado a gobernar juntos. Tal fue entonces la obstinación de nuestro narcisista presidente en funciones, que unos meses después, tras la repetición electoral de 2016 y el crecimiento del PP hasta los 137 diputados, se obcecó en el «no es no» y trató de construir una mayoría alternativa tan monstruosa que su propio partido se vio obligado

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián