La alberca

Los ERE no eran

La Abogacía quitó la rebelión en Cataluña y la juez Núñez va a quitar el fraude en Andalucía

Alberto García Reyes
Actualizado:

La complicidad del PSOE con la alevosía catalana no es un hecho aislado. No se trata de una abjuración de conveniencia, ni de una conjura coyuntural, sino de una condición inmanente desde que Zapatero organizó el viraje taimado del partido hacia el ocaso de sus principios históricos. Cuando Pedro Sánchez forzó a la Abogacía del Estado a retirar el delito de rebelión contra los responsables de la declaración unilateral de independencia de Cataluña ante el Supremo, sólo estaba ejecutando el modelo que el PSOE había tenido en pruebas en Andalucía hasta entonces. El giro socialista hacia un prototipo de régimen omnipotente con máscara democrática consistía en articular un sistema de control absoluto de todos los poderes hasta conseguir concentrarlos en

Alberto García ReyesAlberto García ReyesArticulista de OpiniónAlberto García Reyes