Que les den morcilla

La de Coripe debería ser elplato único en el menú del golpista. Que se entere bien de lo que es bueno

Francisco Robles
Actualizado:

Anda Puigdemont mosqueado por el fusilamiento virtual que ha sufrido su efigie en Coripe. Anda el prófugo reclamando que rueden cabezas políticas por ese delito tan progre al que llaman con el nombre de un sentimiento: odio. Como si los sentimientos pudieran llevar a alguien a la cárcel, algo inaudito en la historia de la humanidad que reviste de superioridad moral a quien lo denuncia y lo castiga. Y eso lo dice y lo sostiene quien ampara y estimula a los que queman retratos del Rey, o banderas que nos representan a todos. La coherencia no va con el personaje que se siente dañado por un rito que pertenece a la historia de esa España profunda que tanto odian -en

Francisco RoblesFrancisco RoblesArticulista de OpiniónFrancisco Robles