Miles de personas normales dicen basta

Yolanda Gómez Rojo
Actualizado:

Jóvenes, niños de las manos de sus padres, parejas, abuelos,... todos con un denominador común: la bandera de España. En el cuello, apoyada en los hombros, de pulsera, en el lazo del pelo, ondeándola con su mástil, cualquier lugar era bueno para convertir la plaza de Colón y sus aledaños en una explosión de color rojo y gualda.

Faltaban unos minutos para el mediodía, cientos de personas manaban de las bocas de metro cercanas dispuestas a decir basta al presidente del Gobierno en sus cesiones a los independentistas. Llego a Alonso Martínez. Somos muchos y se hace un pequeño tapón en los pasillos. «Y ahora dirá Tezanos que hemos venido cinco», comenta uno de los asistentes. Carcajada general. Salimos a

Yolanda Gómez RojoYolanda Gómez RojoSubdirectoraYolanda Gómez Rojo