El Instituto Cervantes, en Madrid
El Instituto Cervantes, en Madrid - EFE
Editorial ABC

El mayor tesoro de los españoles

La lengua española representa un capital económico y una de nuestras fuentes principales de riqueza

Actualizado:

La lengua española representa un capital económico y una de nuestras fuentes principales de riqueza. Hoy por hoy genera el 16% del PIB, es decir, 164.000 millones de euros, sin necesidad de depender del tiempo o de las reservas naturales. Es un regalo de la historia que ya quisieran tener países como Francia o Alemania. No es de extrañar que desde la órbita del inglés, que es la lengua más dinámica del mundo contemporáneo, empiecen a mirar con interés la necesidad de aprender también español, porque reconocen que hay un mundo tanto o más interesante que el anglosajón en la lengua de Cervantes. En una sociedad globalizada, las lenguas del futuro son también aquellas que han traspasado los límites estrechos de las barreras nacionales. Además de en España, nuestra lengua se habla en América de forma predominante y en muchas otras partes del mundo. Toda la inversión que haga el Estado en su difusión, a través del Instituto Cervantes u otros medios, la recuperará con creces en el futuro, a través de una mayor presencia de España y lo español en la economía mundial, que será la clave de nuestro futuro bienestar.

El problema es que, como demuestra el informe que publicamos hoy en páginas de Cultura, son los demás los que advierten esta riqueza potencial de nuestro idioma, mientras que nosotros relegamos o menospreciamos su valor. Y no se trata de recordar la obtusa política educativa en materia lingüística que practican ciertas comunidades autónomas, que arrinconan a nuestra lengua común como si fuera un estigma. También sería bueno que los principales gestores de la economía -públicos y privados- tuviesen permanentemente en cuenta los beneficios que nos procura a todos la expansión de nuestro tejido productivo y nuestra propia proyección social a través de una de las lenguas más extendidas y más pujantes del mundo.