Masones

«Si no es la masonería la que recluta tontos, sino los tontos los que se alistan en la masonería, ¿cómo alcanza ésta a ser capaz de torcer el destino de los pueblos?»

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Dejábamos ayer discurriendo sobre la muerte a Santayana, un español sorprendido de que hubiera tantos hegelianos, y en lugares tan influyentes, en Inglaterra, igual que a nosotros nos sorprende que haya tantos masones (que se dice que lo son) en España.

Viendo que Fulanito, de puro tonto, no sería capaz de llegar al cargo que ocupa sin la ayuda de una fuerza misteriosa, tuvo Fernández Flórez la desconfianza gallega de estudiar la masonería, y concluyó que la masonería no era sino la explicación popular para tanto encumbramiento inesperado.

-Pero yo -aclara- tengo mis dudas: si no es la masonería la que recluta tontos, sino los tontos los que se alistan en la masonería, ¿cómo alcanza ésta a ser una sociedad

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano