Tribuna Abierta

Del mármol de arde al Teniente Cortini

«Tras cuatro décadas de vigencia constitucional en nuestro país, los militares constituyen el mejor ejemplo de lealtad democrática y servicio a todos los ciudadanos. Ya es hora de que los españoles se lo reconozcamos»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ya lo advirtió Bismarck: hay quien no consigue pegar un ojo porque se pasa la noche odiando. La muerte en accidente aéreo del comandante Francisco Marín vuelve a confirmar el indecente vomitorio en que pueden convertirse las redes sociales. A veces, incluso desenmascaran la dudosa catadura de un responsable de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Hasta ahí, nada que nos sorprenda. Lo que llama la atención, no obstante, es la indiferencia general ante la desaparición de un militar que disfrutaba dibujando la rojigualda sobre los cielos. Ahora parece que los reconocimientos a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se reducen a los de unos escasos columnistas y a las cuentas oficiales, tan respetuosas como contenidas,

Álvaro de DiegoÁlvaro de Diego