Los marcianos

Casi daba pena verlos transitar por las calles de Madrid

Luis Ventoso
Actualizado:

Como cada mañana, un grupo de seis compañeros estábamos trabajando en una mesa redonda en la redacción de ABC. Al preguntarle a uno de dónde era, resultó que de Huelva, cuando lo teníamos por madrileño. Tras su contestación hicimos una ronda alrededor de la mesa: uno era de Almería, otro de Bilbao, una de Argentina con pasaporte italiano, otro coruñés... Al final resultó que nadie era de Madrid, pero todos nos sentíamos cómodos, contentos, en la ciudad. Al llegar aquí no tuvimos que hacer malabares lingüísticos, porque todos nos entendemos en español. Nadie nos dio la coña con aspavientos identitarios, ni tuvimos que soportar aires de superioridad propios de la cerrazón chovinista. Nos encontramos con una ciudad grande y abierta,

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso