El contrapunto

Malversación de la democracia

Sánchez practica una estrategia de tahúr bloqueando la gobernabilidad con el fin de forzar otras elecciones

Isabel San Sebastián
Actualizado:

Pedro Sánchez quiere darse mus; cada día lo evidencia con mayor descaro. Al líder socialista no terminaron de gustarle las cartas que repartió el pueblo soberano español en las elecciones de abril y, en lugar de jugar con ellas, como manda el manual democrático, pretende forzar otra asignación de triunfos más acorde a sus intereses, aunque sea a costa de España. No es el primero en practicar esta estrategia de tahúr, todo hay que decirlo. En su momento, Mariano Rajoy hizo lo propio, atrincherándose en su mayoría minoritaria sin moverse un ápice de la posición, hasta que el Rey se vio obligado a disolver las Cortes y convocar nuevos comicios. Al entonces dirigente popular le salió bien la jugada (por

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián