Una mala comedia

Que el autor del tautológico «no es no» pida ahora la abstención de la derecha es un guiño cínico, una mueca burlesca

Ignacio Camacho
Actualizado:

Si Sánchez no quisiera de verdad gobernar con Podemos ni estuviese dispuesto a investirse con la colaboración de los separatistas y/o Bildu, podría hacer varias cosas que no ha hecho simplemente porque no ha querido. La principal, ofrecerle a Rivera un pacto formal, de coalición o de legislatura, que lo pusiera en un serio compromiso. Un acuerdo, como aquel «del Abrazo», en el que se recogiesen por escrito medidas que los votantes del partido naranja puedan entender como un beneficio. Propuestas como bajar los impuestos -o al menos no subirlos-, reformar la ley electoral y el sistema de nombramientos judiciales o garantizar que no habrá indulto a los golpistas que salgan condenados en el juicio. Eso dejaría al líder de

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho