Proverbios morales

Machistas

Las fiestas estivales de las ciudades vascas se han convertido en grandes exorcismos feministas

Jon Juaristi
Actualizado:

Hace todavía veinte años, el motivo fundamental de las fiestas veraniegas del país vasco era la guerra de las banderas. Ni el toro de fuego ni los fuegos artificiales: la quema pública de la bandera nacional por encapuchados y los consiguientes molotovs y pedradas contra la policía. Hoy, las fiestas vascas del verano, las del «estío festivo» a las que se refirió en su día don Julio Caro Baroja, se han convertido en grandes exorcismos colectivos contra la violencia machista. Pretextos no faltan. El comienzo de cada Semana Grande suele ir precedido por un acto notorio de violencia sexual, obviamente de hombres contra mujeres. Si no en la misma localidad que inicia sus fiestas, en otra cercana o, en el

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi