El contrapunto

Loor y gloria al asesino

Bienzobas y Bildu son brazos de un mismo monstruo que no solo no ha sido vencido, sino que crece y gana influencia

Isabel San Sebastián
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Jon Bienzobas solo ha hecho una cosa bien en su vida: matar a bocajarro, como el cobarde que es, a una víctima indefensa. En 1990 recibió la orden de asesinar a Rafael San Sebastián y la cumplió con diligencia, pegándole un tiro en la nuca mientras desayunaba en un bar de Guecho. La banda colgó durante unos días a mi primo el sambenito de «camello», inmediatamente difundido por sus voceros batasunos, antes de reconocer que se había equivocado de muerto. Pero incluso entonces mucho cobarde y mucho cómplice llegó a la conclusión de que «algo habría hecho». «Karaka» siguió con su sanguinaria carrera sin el menor remordimiento. En su mente, como en la de todos los terroristas, nunca existieron inocentes.

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián