El ángulo oscuro

Liberalismo y socialismo (y II)

Errejón sabe que el liberalismo crea las condiciones sociales, económicas y morales óptimas para el triunfo de la izquierda

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

Para salvar su propia inestabilidad, el capitalismo podría recurrir a una solución drástica, la tradicional o distributista, consistente en poner la propiedad de los medios de producción en manos de una mayoría social; o bien a una solución «mitigada» (que es la que le conviene para sus mangoneos), consistente en que el Estado sea vigilante de los estragos del capitalismo. Así se alcanza esa simbiosis entre capitalismo y comunismo que Belloc denominaba «Estado servil» y que los modernos llaman «socialdemocracia» (si tiran hacia el negociado de izquierdas) o «social-liberalismo» (si tiran hacia el negociado de derechas). Y es que, a la postre, como señala Belloc, «el experimento colectivista se adapta completamente a la sociedad capitalista a la que se propone

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada