Sánchez, ante su investidura

¡Qué lejos está Japón!

Juan Pablo Colmenarejo
Actualizado:

Rivera resiste. Y para Casado, no existe. Sánchez quiere una coronación. Pero ni el uno ni el otro van a caer en la red. Ambos saben ya que para la próxima tienen que sumar juntos, y antes de pasar por las urnas. Desde el Oriente Lejano, el presidente en funciones pide un crédito blando a dos de las tres despectivas derechas para luego irse de parranda con Podemos y Rufián. Entre medias, mirando para otro lado, el Gobierno de Navarra pacta con Otegui una vez blanqueado. Si pueden, al PNV nunca se le olvida, habrá anexión de Navarra al País Vasco. La Constitución tiene un agujero por el que colarse. Nunca es tarde para atravesarlo.

No es la noche de

Juan Pablo ColmenarejoJuan Pablo ColmenarejoArticulista de OpiniónJuan Pablo Colmenarejo