De lazos y tumbas

Mientras Torra se fuma a la Junta Electoral vuelve Franco

Luis Ventoso
Actualizado:

A usted y a mi nos crujirían si le guindásemos unos euros al fisco, circulásemos a 150 o desoyésemos un mandato judicial. Y así debe ser, pues sin el imperio de la ley nuestra sociedad degeneraría en una selva donde mandaría la fuerza bruta. Pero esas normas que a todos nos obligan quedan en suspenso con Torra y su Ejecutivo, que gozan de bula. A fin de mantener la neutralidad política del espacio público, el martes, la Junta Electoral Central exigió al Gobierno catalán que retirase en 48 horas los lazos amarillos, esteladas y símbolos propagandísticos que engalanan las fachadas de sus sedes. Han pasado cinco días. Torra no se da por enterado. Es más, se muestra desafiante. Pero el

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso