Vidas ejemplares

Juerga en el gallinero

La Nueva Política va afianzando sus extraordinarias virtudes

Luis Ventoso
Actualizado:

En política, cuando nos ponemos a ello, los españoles somos capaces de darles un repaso a Pericles, Maquiavelo y Bismarck juntos. Pueblo sereno y de mirada preclara, hace cuatro años nos caímos del guindo y nos dimos cuenta de que el bipartidismo era más camp que el Simca 100, los casetes de Los Chichos y la tortilla de patatas en fiambrera. Eso de que un partido conservador y otro socialdemócrata fuesen alternando con mayorías estables y Gobiernos sólidos era una antigualla, un atraso «viejuno y casposo». Sin duda España funcionaría mucho mejor con una ensaladilla de partidos débiles, con líderes guapos, jóvenes, chaqueteros y sin experiencia laboral alguna, y con un retorno exprés al revanchismo ideológico más cainita y estéril,

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso