Postales

Jaque sin mate

Lo que menos quiere el PSOE son unas nuevas elecciones, que sólo aumentan la abstención

José María Carrascal
Actualizado:

La llaman partida de póker, y tiene de él los ases, parejas, escaleras de color y los faroles. Pero lo veo más como partida de ajedrez, por su despliegue estratégico, moviendo las piezas con cautelosa audacia, sacrificando algunas para cobrarse luego otra mayor. Estoy hablando, como habrán adivinado, de lo que ocurre en nuestro embarrado escenario político, con cinco protagonistas y una docena de comparsas, que exigen su parte del botín. Sin que pueda negárselo, al estar en juego ayuntamientos, autonomías e incluso la mismísima presidencia del gobierno, que puede depender de un solo voto. Suena la hora del postureo, del órdago de grandes, ahí tienen al PSOE amenazando con otras elecciones, y chicos que subastan sus pocos escaños a

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal