Italia versus Europa

«Cuando un populista autoritario usurpa aspectos del liberalismo, lo primero que cambia de reputación no es el liberalismo, sino el populismo»

Alvaro Vargas Llosa
Actualizado:

La pelea entre Bruselas y Roma por los presupuestos del Estado presentados por Italia arrojan luz sobre una característica novedosa del populismo contemporáneo: la mezcla de estatismo y liberalismo en sus propuestas económicas.

Italia quiere, por un lado, aumentar el gasto público y, por el otro, bajar los impuestos y desmontar el reglamentarismo para aumentar la libertad económica. Sucede algo parecido con Donald Trump, que, por una parte, propugna el proteccionismo, favorece el aumento del gasto público y presiona a la Reserva Federal para que mantenga los intereses artificialmente bajos, y, por el otro, ha eliminado regulaciones intervencionistas y reducido los impuestos, disparando la actividad económica. Bolsonaro, que hoy se convertirá en presidente electo de Brasil, también compagina una inclinación

Alvaro Vargas LlosaAlvaro Vargas Llosa