Irene y el sector público

Pablo Iglesias, la mano que mece las cunas, debe de ser el primer líder carismático de baja por paternidad

Rosa Belmonte
Actualizado:

La felicidad debería ocupar un escaño en el Congreso. Amárrame los pavos con un lazo rosa. He leído varias veces la entrevista a Irene Montero en el Fashion & Arts y no doy con esa frase de la entradilla. Sí con esto: «Desde Podemos pensamos que las emociones tienen que entrar con protagonismo en el ámbito de lo político, y el deseo de una vida feliz tiene que ser el centro de la política. Eso también es feminismo. Cuando nos ponemos a pensar cómo hay que organizar la sociedad, que en eso debería consistir la política, la base de la vida común es el deseo de vivir bien, felices, y de que eso sea para todos y para todas». Pero

Rosa BelmonteRosa BelmonteArticulista de OpiniónRosa Belmonte