Ángel María Villar ha gozado durante muchos años de una total impunidad
Ángel María Villar ha gozado durante muchos años de una total impunidad - AFP
EDITORIAL ABC

Fin a la intolerable impunidad de Villar

La red clientelar que tejió Ángel María Villar durante sus veintinueve años al frente de la Federación de Fútbol habría sido imposible sin el conocimiento y la complicidad que le otorgaron ciertos cargos políticos

Actualizado:

La red clientelar que tejió Ángel María Villar durante sus veintinueve años al frente de la Federación de Fútbol, con las corruptelas e irregularidades que ha destapado la Audiencia Nacional, habría sido imposible sin el conocimiento y la complicidad que le otorgaron ciertos cargos políticos, garantizándole así un manto de impunidad bajo el que cometer tales atropellos. Una de las figuras que aparecen en la investigación es Rafael Cortés Elvira, ex secretario de Estado para el Deporte en el último Gobierno de Felipe González. Como hoy publica ABC, Cortés Elvira y Villar convencieron a la Comunidad de Madrid -entonces presidida por Ignacio González- para crear la Universidad del Deporte, un proyecto en el que se perdieron doce millones de euros de la Federación y en el que Cortés Elvira ocuparía el puesto de rector en pago por sus años de fidelidad.

A esto hay que sumar el millón y medio de euros que pudo cobrar Cortés Elvira de la presunta trama corrupta de Villar y el escandaloso conchabe que ambos urdieron para beneficiar a algunos de sus familiares más próximos. Esta relación de amistad, familia y negocios explica, entre otras cosas, el alto grado de tolerancia que existía desde los tiempos de González hacia los tejemanejes del presidente de la Federación. Sin embargo, esta estrategia de mirar hacia otro lado acabó el día que el expresidente del Consejo Superior de Deportes Miguel Cardenal tomó posesión de su cargo en 2012, con el firme propósito de combatir la corrupción y el despilfarro en el opaco mundo de las federaciones deportivas. La auditoría que encargó y la posterior denuncia de las irregularidades detectadas posibilitaron el actual proceso judicial y el fin de esa intolerable impunidad.