Editorial ABC

Innovación, pero sin precariedad

El auge que ha registrado la economía digital en los últimos años ha dado como resultado la aparición de nuevas fórmulas de trabajo que, sin embargo, no se ajustan a los estándares establecido

ABC
Actualizado:

Los grandes beneficios que genera el desarrollo tecnológico no deben servir de excusa para justificar el deterioro de los derechos laborales, con los consiguientes perjuicios que podría ocasionar a los trabajadores afectados. El auge que ha registrado la economía digital en los últimos años ha dado como resultado la aparición de nuevas fórmulas de trabajo que, sin embargo, no se ajustan a los estándares establecidos, provocando un conflicto que debe ser abordado cuanto antes. Prueba de ello son las plataformas de envío a domicilio como Glovo, Uber Eats o Deliveroo, cuyos repartidores siguen operando en un limbo legal, a la espera de que se adapte la regulación existente a los nuevos tiempos. El resultado de este vacío normativo es una perjudicial judicialización en la que los tribunales no se ponen de acuerdo al decidir si los repartidores deben ser considerados asalariados o autónomos.

Aprovechando la confusión legislativa, las plataformas plantearon ayer una reforma en materia laboral para dejar claro que sus trabajadores tienen que ser autónomos y, de este modo, ahorrarse el pago de cotizaciones e indemnizaciones por despido. Sin embargo, si bien es cierto que el Gobierno debería actuar para solventar estas dudas y garantizar la seguridad jurídica del sector, la propuesta de estas compañías no se sostiene. Es evidente que existe una relación laboral, ya que los repartidores dependen de las plataformas para realizar su actividad, al tiempo que estas fijan de forma unilateral su retribución y condiciones. Y ello sin contar que su conversión en autónomos les impediría beneficiarse de un convenio colectivo, a diferencia de otros trabajadores de similar naturaleza. La regulación debe amoldarse a los cambios económicos, pero la innovación, siendo clave, no puede acabar derivando en mayor precariedad.