La inercia

Díaz va a ganar en un clima de continuismo apático, un estado de ánimo en que la inercia pesa más que el hartazgo

Ignacio Camacho
Actualizado:

No es que Susana Díaz vaya a ganar las elecciones en Andalucía: es que ya las ha ganado en la medida en que la certidumbre de su victoria se ha convertido en un estado de ánimo. En realidad, salvo en 2012, el triunfo socialista siempre ha sido una previsión descontada de antemano al margen de que su programa o sus candidatos suscitasen mayor o menor entusiasmo. La identificación del PSOE con el poder le ha permitido crear un marco de ventaja que hasta sus adversarios acaban aceptando con la resignación de un destino inevitable, un fatum. Lo más llamativo del caso es que ese conformismo se impone también entre el propio electorado pese a que una mayoría -el 60 por

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho