La fe de Hobsbawm

Un ejemplo de libro delerror de calarse orejeras ideológicas infalibles

Luis Ventoso
Actualizado:

Eric J. Hobsbawm se murió en Londres en 2012, con 95 años y aclamado como uno de los grandes historiadores del siglo XX. Hijo de judíos londinenses, tuvo una infancia errante por Alejandría, Viena y Berlín, donde de adolescente fue testigo del ascenso del nazismo. Huérfano temprano, en 1933 retornó a Inglaterra y con su prodigiosa cabeza acabó graduándose con honores en Cambridge. Como historiador poseía el don de una prosa límpida y muy clara, de esas que hacen sencillo lo complejo, don que adorna al intelectual de valía (desconfíen siempre de esos supuestos genios a los que no se les entiende ni jota). Además era un auténtico erudito y poseía una mirada ancha y perspicaz, capaz de relacionar hechos

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso