Heteropatriarcado

A nadie interesa más la demolición de lo que el feminismo denomina «heteropatriarcado» que al capitalismo

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

No hay reivindicación, proclama o arenga feminista que no incluya una condena del «heteropatriarcado», concepto con el que se designa un supuesto sistema sociopolítico en el que el hombre heterosexual ejerce un dominio tiránico sobre la mujer. Por supuesto, heteropatriarcado y capitalismo mantendrían una relación de simbiosis que los consolida mutuamente.

Todo esto es un completo dislate. Hace ya casi un siglo, Chesterton nos advertía que el capitalismo había «destruido hogares y alentado divorcios», había «provocado la lucha y competencia de los sexos» y «anulado la influencia de los padres», había acabado con las «viejas virtudes domésticas» y entronizado «una religión erótica que, a la vez que exalta la lujuria, prohíbe la fecundidad». Y todos estos destrozos antropológicos que Chesterton

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada