Visto y no visto

Hércules

«Cualquiera que sea la distancia en que yo esté del marxismo, son mis comunidades con él bien sobradas»

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Si el pepero Pons dice que él en Bruselas se siente un socialista más, es porque tiene un pez gordo detrás. Ese pez gordo es nada menos que el filósofo oficial del «Estao», Ortega, quien explicó su amor al socialismo con una metáfora casi de Pons:

-El Universo bascula hacia la constelación de Hércules.

Para los Pons, Hércules, hoy, es Sánchez, y dirige el mundo mundial desde La Moncloa, el único rincón francés en este páramo madrileño, como lo vio Max Estrella.

La metáfora de Ortega (probablemente el mejor retórico del siglo) fue la amapola que, igual que Pons, picaron todas las ranas.

En julio del 31 (la quema de conventos ha sido el 11 de mayo), Marañón, una de

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano