Postales

¡Es la guerra!

Empezamos a perder no sólo los principios, sino también las referencias

José María Carrascal
Actualizado:

Que «la política es el arte de lo posible» suena más a música de las esferas que al canciller de hierro que lo dijo, puede que para despistar a sus rivales. Porque, a ras de suelo, la política es «la guerra sin sangre», aunque tan despiadada como la de las armas. Ya saben que la guerra, según su teórico más famoso, Clausewitz, busca «la destrucción del enemigo». Suena duro, pero la propia vida es lucha por la existencia. Los vegetales devoran minerales de la tierra y el aire. Los animales se nutren de vegetales u otros animales, y el hombre, el ser más polifacético de la naturaleza, vive de cuanto se le pone por delante. La política intenta sólo poner

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal