Un Gobierno camasquince

Álvaro Martínez
Actualizado:

Como parece que lo de Franco se alarga («Este mismo verano -por el pasado- va fuera», Carmen Calvo dixit), parece que el Gobierno bonito ha comenzado a buscar otros grandes enemigos del sanchismo redentor. Y no debe haber encontrado otro más a mano que el mismísimo Banco de España, al que ayer urgió a «pedir perdón» a los españoles por sus previsiones sobre el empleo. La encargada del arreón fue Yolanda Valdeolivas, secretaria de Estado de Empleo en funciones... de vengadora justiciera, porque, como las cifras de mayo han sido buenas, se explayó a gusto dando mandobles al alto organismo, trucu-trucu, hasta que se cansó de poner al Banco de España como un pingajo. Y ya cuando terminó, pasó a

Álvaro MartínezÁlvaro MartínezRedactor jefeÁlvaro Martínez