Una raya en el agua

Geografía política

Cuando se cansen de perder por la división interna, los propios votantes llevarán a cabo la reagrupación de la derecha

Ignacio Camacho
Actualizado:

El principal problema del PP no es tanto de dirigentes o de candidatos -aunque los haya bastante malos-como de geografía política, de ubicación en un segmento ideológico que estaba acostumbrado a ocupar en solitario y que ahora debe compartir con Vox y con Ciudadanos. Esa fractura del centro-derecha es la verdadera herencia que el marianismo legó a Pablo Casado: un partido menguante al que dos spin offs surgidos de sus entrañas, y de sus propios fallos, atacan en pinza por ambos flancos. El apoyo de Aznar al nuevo líder es o ha sido un intento de ayudarle a unificar un espacio cuya fragmentación conduce, como se vio en las elecciones, a un inevitable fracaso. Pero no ha funcionado porque el

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho