¿Gato por liebre?

Tal vez sea osado comparar «Roma» con las cimas del neorrealismo

Luis Ventoso
Actualizado:

Me encanta el cine, pero confieso que con la impresionante mejoría en la definición de las televisiones apenas acudo a las salas. Me resulta más confortable ver las películas en mi casa, cuando quiero y como quiero, en pantuflas, sin un tío haciendo «cruc, cruc» en mi oreja con su cartón de palomitas y «schrruuc» con la pajita de la Coca-Cola; sin pagar mi peaje de bajito y sufrir que un cabezón prominente de la fila delantera me prive de un cuarto de pantalla. Además resulta más barato. Sé que todo esto no resulta nada romántico, pero la tecnología no solo ha cambiado el mundo de la prensa.

En mi feliz calidad de cinéfilo muy amateur y a domicilio, el

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso